1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://peliculas.about.com/od/Peliculas_y_resenas/a/Buscando-Peliculas-Online-Gratis.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Buscando películas online gratis (Parte III)

Cada día hay más películas online gratis. ¿Cómo diferenciar legales de ilegales?

De

Policías en Filipinas destruyendo cerca de dos millones de DVDs y CDs ilegales.

No están buscando películas, son policías en Filipinas destruyendo cerca de dos millones de DVDs y CDs ilegales.

Foto cortesía de: Gabriel Mistral/Stringer/Getty Images.
Los sitios web que ofrecen películas online gratis se multiplican diariamente. Los cineastas y estudios de cine batallan diariamente para evitar que sus trabajos queden afuera del radar de las ganancias —en algunos casos apenas recuperar costos—. En esta tercera entrega del informe sobre películas online veremos que hay opciones para ver películas online gratis y legales, tal es el caso de sitios web creados por estudios, comunidades de cineastas independientes, y bases de datos de películas de dominio público.

Lo cierto a la hora de elegir cómo ver películas, ya sea online o en DVD, gratis o pagando, es que la decisión está del lado del usuario. Así como cada uno tiene el poder de definir la línea de legalidad y ética, también cada uno debe hacerse cargo de las consecuencias de dichas decisiones. El debate de la legalidad del contenido online gratuito sigue acalorado; ante la duda, lo mejor es ir a lo seguro.

Legal vs. ilegal: ¿cuál es el límite?

El cineasta colombiano Carlos César Arbeláez, director de Los colores de la montaña, ha comentado en una entrevista que su película estaba ya en todos los semáforos de Colombia, y que incluso alguien montó un video en YouTube con instrucciones para piratear la película. Este tipo de acciones, por un lado enorgullecen al creador de una película independiente de bajo presupuesto por la obvia popularidad de su película, aunque por otro lado se pierde mucho dinero en la taquilla y se corre el riesgo de directamente salir de cartelera y perder apoyos.

La piratería de películas afecta a la industria del cine de las maneras más insospechadas. Recuerdo haber alquilado una película en un pequeño videoclub de Buenos Aires, y encontrarme con una escena insólita: el personaje principal caminaba por la cornisa de un edificio, pero en vez de ver la ciudad de fondo, se veía una pared verde y un micrófono boom sobre la cabeza del actor... ¡esa copia no era ni el corte final! Entonces, ¿cuál es el límite entre legal e ilegal? Pues nos guste o no que los grandes estudios ganen millones de dólares, y tengamos o no dinero para pagar una entrada al cine, el límite es claro: si pagamos, y no hay recibo de venta o alquiler, parece ilegal, y si lo que se consume no es original, habrá que reclamar. Si es gratis, quien ofrezca el contenido gratuito debe tener acuerdos de distribución; una regla simple para estrenos es, si la película no ha sido lanzada en DVD, pues no debería estar online.

Si eliminamos de la lista cientos de sitios con contenido ilegal en los que se puede encontrar películas como Rápido y furioso 5, aún sin una fecha oficial de lanzamiento en DVD y online, pero ya con cuatro millones de visitas, otros en los que se pueden encontrar hasta películas filmadas en la sala de cine en vivo —toda una experiencia documental—, o sitios que son tan serios combatiendo a la piratería que citan al Digital Millennium Copyright Act, pero se olvidan de que sus diez enlaces más populares ofrecen películas ilegalmente distribuidas... entonces, ¿qué nos queda?

Películas online gratis y legales

Hulu —creado por NBC, Fox y Disney— y Crackle —sitio creado por Sony— son dos que ofrecen contenido gratuito de Hollywood a cambio de que la audiencia vea avisos comerciales. ¿Estrenos? Por supuesto que no, pero igual vale la pena. El sitio IndieMoviesOnline ofrece películas independientes sin siquiera tener que registrarse al sitio; varias de estas han pasado por el circuito de festivales internacionales.

Sitios como IMDb ofrecen películas online gratis, una gran selección de cortometrajes, y algunos originales exclusivos como la segunda parte del documental Bomb It! (2007, Jon Reiss). Fear Net es un sitio de películas online gratis de terror, que incluye cortometrajes y series web.

Jaman, sitio de cine independiente exclusivamente online, ofrece algunas películas gratis, y proveedores como Netflix o Blockbuster no sólo cuentan con los famosos free trials para probar el servicio sin cargo, sino que sus catálogos de decenas de miles de películas online no tienen un límite de películas para ver una vez que se pagan los aproximadamente $10 al mes; no son gratis pero no están lejos de serlo en comparación al precio de una entrada al cine, especialmente si se ven películas online diariamente.

Y por si esto fuese poco, el Internet Archive es una enorme base de datos con películas, dibujos animados y series digitales que ya son parte del dominio público, creada para que puedan accederla investigadores, historiadores, personas con discapacidades y público en general sin acceso a estos materiales.

El dilema del cine gratuito

Los sitios Taringa o Cuevana —sitios muy populares entre los más jóvenes usuarios de Internet sin interés de pagar por contenido— han estado ya en los ojos de la justicia, y alegan que su contenido es subido por los usuarios, no pudiendo ellos casi controlarlo. En otras palabras, no ofrecen contenido ilegal, sólo un espacio que lamentablemente los ilegales utilizan —aunque los sitios ganan con avisos publicitarios de anunciantes que de algún modo colaboran con la piratería—. La realidad es que si tienes un restaurante en donde tus clientes se sientan, comen, beben y venden productos ilegales frente a tus ojos, o los echas, o los denuncias, o... bueno, ¡sigues vendiéndoles comida!

Es notable que la revista Rolling Stone publicó la nota Cuevana: El gran invento argentino con un tono positivo, admirando al grupo de creadores del sitio que ofrece películas y series sin los derechos de distribución. Esto demuestra que el contenido gratuito en Internet parece estar convirtiéndose en un derecho reclamado de las nuevas generaciones que exigen también un cine gratuito, actitud que abre un nuevo debate. El gran dilema a resolver sería cómo producir cine que no retorne ganancias —¿subvenciones?, ¿donaciones?—, y con qué calidad y propósito. Y sin dicho apoyo económico, ¿quiénes serían aquellos creadores y cientos —sino miles— de artistas y técnicos dispuestos a hacer una película por amor al séptimo arte?

Volver a Parte II
  1. About.com
  2. About en Español
  3. Películas
  4. Películas y reseñas
  5. Buscando películas online gratis (Parte III)

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.