1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://peliculas.about.com/od/Thrillers/fr/Resena-De-Argo.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Reseña de Argo

Argo, el balance perfecto de drama, historia, suspenso, realismo y humor

Calificación About.com 4.5 Calificación

De

Poster de Argo.

Poster de Argo.

Imagen cortesía de: ® Warner Bros. Pictures
Título: Argo.
Rating MPAA: R.
Año: 2012.
Director: Ben Affleck.
Guionista:. Chris Terrio, basado en un artículo de Joshuah Bearman.
Protagonistas: Ben Affleck, Bryan Cranston, John Goodman & Alan Arkin.

La trama

1979, Revolución Iraní. El Ayatollah Khomeini toma el poder y el Shah Mohammad Reza Pahlavi, acusado de llevar una vida lujosa y torturar y matar a sus críticos y oponentes, se refugia en los Estados Unidos para tratar una enfermedad. El pueblo iraní sale a las calles y protesta frente a la embajada americana para que lo extraditen. La ira crece y los protestantes invaden la embajada tomando a todos de rehenes.

Seis norteamericanos logran escapar y refugiarse en la casa del embajador canadiense, en donde se esconderán por semanas. Mientras tanto, se trabaja sin descanso para reconstruir unas fotos y reconocer a los seis americanos restantes. La CIA llama a Tony Méndez (Ben Affleck), experto en misiones de rescate. Entre varias alternativas que parecen destinadas a fallar, se decide insólitamente hacer pasar a los seis como un equipo de rodaje que busca locaciones en Irán para luego llevarlos al aeropuerto en vuelo comercial.

Si son descubiertos significaría la horca ya que el régimen de Khomeini no es menos violento, es entonces que para hacerlo más creíble, la CIA contacta a otros dos expertos, esta vez en Hollywood, para crear una película falsa llamada Argo: John Chambers (John Goodman) y el productor Lester Siegel (Alan Arkin). Ahora el rescate depende de la CIA, de Hollywood, de los propios seis diplomáticos en pánico de ser descubiertos, y de los iraníes que contra reloj van descubriendo que algo sospechoso está pasando.

El personaje principal es... el director

Que Ben Affleck actúe con un rol protagónico en una película que él dirija no es noticia. Pero que haya dirigido una película que él no escribió (chequear las otras dos), de un género que nunca dirigió, y que lo haga con maestría estableciéndose como un director talentoso que lo que tome lo hará deslumbrar, sí.

Argo es el tercer largometraje de este joven director que se hizo famoso a los 25 años ganando un Oscar a guión original por Good Will Hunting junto a Matt Damon; ambos también actuaron, y de allí no pararon. Damon se dedicó a actuar y Affleck a... todo. Y está, sin dudas, entrando a la historia del cine americano, camino a ganar un Oscar a mejor director, si no es con esta, con las que seguirán.

Tensión al límite con humor e historia

Hay varios elementos que hacen funcionar a Argo, y no hago justicia al decir "funcionar". Cambiémoslo por "brillar". Por empezar es un caso real, increíble pero real. Está presentado con dramatismo y precisión de contextualizarlo en la época hasta el punto de copiar imágenes y rostros exactos de material de archivo con gran estética.

Un montaje mágico en el que los diplomáticos norteamericanos, los falsos actores de Hollywood y los iraníes ensayan y narran una historia en público o privado demuestra el nivel de capas y complejidad que entramó a Argo y al caso verídico. También demuestra lo bien editada y lograda que está la película por donde se la mire.

El guión de Chris Terrio (un novato con apenas un largometraje en sus créditos) es de una solidez envidiable. No le sobra una escena, evita caer en estereotipos o acción típica de películas de espionaje o thrillers políticos, y logra jugar con el humor como válvula de escape con estilo impecable: "¿Escuchaste hablar del Ayatollah? Prueba con WGA —el sindicato de escritores—" dice uno de los diálogos con los que Arkin o Goodman se lucen.

Argo, ficción y realidad en una caja china

Y posiblemente los mayores aplausos caigan sobre Affleck. Es que protagonizar y dirigir no es poca cosa, y si hay algo que ya demostró él en sus otras películas (Gone Baby Gone y La ciudad) es que sabe equilibrar tensión, suspenso, drama y realismo, autenticidad en sus personajes., sin saber qué vino primero, si realidad o ficción. En Argo saca a relucir sus credenciales porque convence, emociona, hace sufrir y reír.

Su dirección es sólida, el guión impecable, las actuaciones de los seis fugitivos precisas y creíbles, y la situación política y religiosa de Irán presentada sin mostrar blancos y negros o patriotismo americano ciego —reconociendo que el apoyo del gobierno a un dictador provocó la inseguridad de los diplomáticos y que el Shah también fue un aliado.

Por si fuese poco, el ingrediente humorístico y emotivo de cómo estos ejecutivos de Hollywood se metieron a fondo en tan delicado asunto, le da el toque final y convierte a Argo en una película para la historia, merecedora de elogios y premios.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.